Nuestros Orígenes

 Somos una familia religiosa nacida del corazón de San Juan Bosco y de la fidelidad creativa de Santa María Mazzarello. El nombre de Hijas de María Auxiliadora fue elegido  por Don Bosco para nuestra Congregación, porque quiso realizar un Monumento Vivo de agradecimiento a la Virgen Santísima.

 La opción de fundar una institución en favor  de las  jóvenes, le vino a Don  Bosco al  constatar el estado de abandono y pobreza en el que se encontraban las muchachas,  por el contacto con varios institutos femeninos  sobretodo por la profundidad de su devoción Mariana, ya que  fue María quien lo inspiró en repetidos sueños y hechos extraordinarios diciéndole: “Cuida de ellas son mis hijas”.

 Contemporáneamente en  Mornese  en  las  colinas  del  Monferrato,  la joven  María  Dominga Mazzarello, animaba un grupo de mujeres jóvenes, que se dedicaban a las  muchachas del pueblo, con la finalidad de enseñarles un oficio, pero sobretodo con el compromiso de orientarlas en la vida cristiana.

 A distancia dos señales en la misma longitud de onda mandaban un mensaje  idéntico. Tenía que nacer también para las niñas y jóvenes  el  ambiente  educativo  que  existía  en  Turín Valdocco para los muchachos de Don Bosco; de esta manera María Dominga  Mazzarello  fue  la  Cofundadora de una gran obra, al dar vida, forma y desarrollo a la nueva Congregación.

El 5 de agosto de 1872 el primer grupo de mujeres jóvenes pronunciaron su “Sí” como la Virgen María, para ser ayuda oportuna y materna sobretodo entre las jóvenes más pobres; la  congregación se fue expandiendo a través del mundo llegando a América con las primeras hermanas en el año 1876 a Villa Colón Uruguay.

 En el año de 1903 llegaron a El Salvador, donde se expandieron por todas las  repúblicas  de Centroamérica, Honduras 1910, Nicaragua 1912, Costa Rica 1917, Panamá 1922 y Guatemala1954

Don Bosco, confirmando a Madre Mazzarello como superiora del Instituto

 

 

 

Multimedia

Bicentenario de Don Bosco