San Juan Bosco

San Juan Bosco

Fundador del Instituto
Beatificado el 2-6-1929, Canonizado el 1-4-1934

(Castelnuovo d'Asti el 16 de agosto de 1815 - † 31 de enero de 1888 )

A los nueve años tuvo un sueño que le reveló su misión: Una mujer resplandeciente como el sol le dijo “Hazte humilde, fuerte y robusto y lo que tú ves que les sucede a estos lobos que se convierten en corderos, tú lo harás por mis niños. Yo seré tu maestra. Con el tiempo tú comprenderás todo”.

Los estudios para el sacerdocio le costaron mucho esfuerzo, a tal punto que tuvo que dejar su hogar por la oposición de su hermano Antonio.

Tuvo la idea de la Sociedad de la alegría que reunía a jovenes de la ciudad. Ya como sacerdote reunió a los primeros chicos alrededor suyo y organizó un oratorio festivo, que luego luego establece en Valdocco.

Don Bosco empezó por dar alojamiento a chicos sin hogar. Les enseñó un trabajo y a amar al Señor. Se desarrolló el famoso Sistema Preventivo. “Estad con los muchachos, prevenid el pecado por medio de la razón, la religión y el amor lleno de cariño. Convertíos en santos educadores de santos. Nuestros chicos deben darse cuenta que son amados”.

Los primeros colaboradores, con el tiempo y también gracias a la ayuda del Papa Pió IX, se convirtieron en una Congregación dedicada a la salvación de los jóvenes, luchando contra todas las formas de pobreza y tomando como propio el lema: “Dadme almas, quitadme todo lo demás”.

Santa María Mazarello

Cofundadora del Instituto de las FMA,
Beatificada el 20-11-38, Canonizada el 24-6-51

(Mornese, Alessandria, 9 de mayo de 1837 - † Nizza Monferrato, Asti, 14 de mayo de 1881)

Su primer encuentro eucarístico la lleva a entregar su juventud al Señor con el voto de virginidad y a participar intensamente en la vida parroquial, especialmente a través de la Unión de las Hijas de S. Maria Inmaculada.

Se dedica a la educación de las niñas de su pueblo, creando una escuela de corte y confección, un oratorio festivo y una casa-familia para las niñas abandonadas.

El 5 de agosto de 1872, junto a Don Bosco, fundan una nueva familia religiosa en la Iglesia a servicio de las jóvenes.

Pronto surgen nuevas fundaciones y se expande la misión del Instituto.

Como superiora y cofundadora realiza su misión de maternidad espiritual a través de la formación de las hermanas, de su palabra oral escrita, y de su donación cotidiana con “caridad paciente y benigna”.

Maria_Mazarello